Bolt Action entra al Club!

Ja tenim un parell de partides jugades al Club. El sector wargamero històric busca nous horitzons i sembla que l’han trobat amb un joc que no és nou però que fins ara no havia tocat taula al Club.

El Jordi ens explica la seva partida:
“Quarta partida de Bolt que jugo i amb exèrcit propi, Russos vs. alemanys 1943. Partida contra l’Alarcon que és un veterà. La missió consistia a capturar l’objectiu en camp contrari. Al sisè torn va acabar en empat, tot i que el rus estava a punt de capturar el de l’alemany. En conclusió, un joc dinàmic, divertit i amb un punt d’historicisme correcte. Amb minis molt vistoses. Recomanable!”

1r Torneig de “Canción de Hielo y Fuego”

Matinal de dissabte a espases, màgia i traició amb enfrontaments al joc “Canción de Hielo y Fuego” de l’empresa EDGE.

Després de molts mesos de demos i partides individuals ja tenim el 1r torneig realitzat. Bon ambient en les 3 rondes de joc amb una final esperada entre Carlos i Marc, amb victòria final pel Marc!

Els 6 jugadors del Torneig!
Posicions finals al Torneig
Premi pel guanyador!

¡Más Hielo y Fuego!

Alonso, uno de los socios que más le está dando al juego de minis de Canción de hielo y fuego nos explica su última partida contra Carlos:

“En la partida probamos el nuevo modo de juego de fuego y sangre, que a ambos nos pareció que está más orientado a un formato competitivo en comparación con los modos iniciales. El enfrentamiento era Stark contra Stark, pero el grueso del ejército de Carlos consistía en infantería de la casa Umber, liderado por el propio Great jon Umber, mientras que la mía era una combinación de infantería básica Stark liderada por Eddard, acompañado de Brynden Tully, capitaneando a su unidad de escudos Tully. El combate empezó con un intercambio entre las unidades de caballería, ya que pese a conseguir destruir su unidad primero, Carlos utilizó una carta de tácticas que le permitió contraatacar con todo antes de retirarla del juego. A partir de ese momento la batalla se libró principalmente en el centro de la mesa, donde las unidades de la casa Umber resisitieron la carga y consiguieron destruir primero a las unidades clave (las que más puntuaban para el modo de juego) y consiguieron la ventaja en puntos para cuando acabaron las rondas de juego. Victoria para los abanderados Umber de Carlos. Lo que nos queda claro a los dos es que cuanto más jugamos más posibilidades descubrimos a nivel táctico y más disfrutamos del juego, que ya nos enganchó directamente por la belleza del trasfondo y la calidad de las miniaturas. Fue una partida muy táctica, con poca acción.”